Archive Pages Design$type=blogging

Refugiados de lujo y de miseria [3]

Laura Fernández | Mrajeeb Al Fhood, en cambio, es tranquilo, ordenado, a veces hasta ostentoso al estilo de las monarquías del Golfo; pr...

Refugiados sirios en el campo de Zaatari (2013)  | © Laura F. Palomo

Laura Fernández |

Mrajeeb Al Fhood, en cambio, es tranquilo, ordenado, a veces hasta ostentoso al estilo de las monarquías del Golfo; presume de parques perfectamente equipados para los niños y un campo de fútbol. Ninguno, eso sí, ha sido elegido por los refugiados, obligados a huir de su país, aunque la espera por retomar sus vidas en el segundo se hace más llevadera que en la ciudad de exiliados de Zaatari.

“¿Cuánto tiempo crees que tendremos que estar aquí?” Alooh busca desesperadamente una respuesta entre los transeúntes de Zaatari. Como la mayoría de sus conciudadanos de Mrajeeb Al Fhood no están dispuestos a volver a Siria hasta que caiga el presidente Bachar Asad.

“Si Asad cayera hoy, ellos saben que tendrán que estar aquí varios meses más. Tardarán en volver”, valora un adinerado empresario emiratí que se ha ofrecido como voluntario en el campo que sustenta su país y que sólo se quiere identificar como Khaled. Orgulloso de los servicios que enseña con entusiasmo, se muestra comprensivo cuando los refugiados se quejan y protestan por sentirse atrapados. “Si salen del campo, saben que no pueden volver, pero la vida ahí fuera (en Jordania) es difícil. ¿De qué van a vivir? No es fácil encontrar trabajo”.

Si los refugiados salen sin autorización del campamento, no pueden regresar

De hecho, los refugiados en los campamentos están en cierta manera encerrados. Para salir deben solicitar un permiso, bastante difícil de conseguir en Mrajeeb al Fhood, y últimamente algo más fácil de gestionar en Zaatari. Si salen sin autorización, no pueden volver: deberán sumarse a los otros cientos de miles de compatriotas que subsisten en Jordania, pero sin derecho a casa o a soporte oficial, aunque sigue habiendo organizaciones locales que distribuyen ayuda privada.

Hace un año y medio, en Jordania se contabilizaban unos 5.000 exiliados sirios. Ya era una cifra que inquietaba. La mayoría residía en la capital, Ammán, o en ciudades fronterizas como Ramtha. Carecían de estatus que les garantizara una protección. Llegaban heridos de bala a un país de seguros médicos privados, no podían trabajar y las familias sobrevivían con 21 dinares diarios (22 euros) que les daban las organizaciones locales.

Llegó también un buen número de jóvenes y exiliados de clase media alta. Cambiaban dólares con soltura para sobrevivir en esta economía inflaccionaria, pero las historias de sangre y represión que habían dejado atrás eran las mismas. Las que se ven en los vídeos que enviaban desde el interior y que, para ellos, contenían nombres y apellidos.

Algunos de los exiliados contaban con historial de activista y presagiaban el deterioro de la situación, porque ya habían sufrido persecuciones y habían conocido las prisiones del régimen. “Qué no será capaz de hacer”, ganaba el cinismo. Aunque en general, pensaban que habría un límite de “un año”, “y triunfaría la revolución.”

Sólo un tercio de los 530.000 refugiados en Jordania vive en los campamentos

El centro de Ammán comenzó a tener acento sirio; en las azoteas de la calle Rainbow se organizaban encuentros, con guitarras y música popular, versionada y dedicada a la revolución. Quienes asistían, recién llegados de Homs y de Damasco, coincidían en los relatos de conocidos muertos, francotiradores en los funerales de los manifestantes y bombardeos.

Actualmente hay registrados más de 530.000 refugiados sirios en el país, pero menos de una tercera parte vive en campos de refugiados.  A mediados de mayo, Jordania impidió por primera vez la entrada de miles de sirios, según han denunciado activistas y cooperantes. Apenas unas decenas ingresaron en Zaatari en los días siguientes.

No hay versión oficial. Unos relacionan la negativa con la Conferencia de Amigos de Siria, que se preparaba para el 22 de mayo en Ammán, otros con la incapacidad del país por seguir acogiendo refugiados. Cualquiera de los dos motivos responde a la sensación de inseguridad que tiene el país ante la llegada masiva de refugiados. Las previsiones calculan un millón para finales del año. Un cifra que, según fuentes oficiales, la economía jordana no podría soportar.

Artículo original

COMMENTS

Nombre

#randompost 11S A Orfao acido ACNUR Adriana Adufes Aeropuertos Afganistán Africa agresion ahmadineyad Al Assad Al Jazeera Al Qaeda Alejandro Alvargonzález Alemania Aloizio Mercadante America America Latina analisis Andes Angola anonymous ANP apm Apple Argelia Argentina armas nuclares armas quimicas Asad Asia asuntospropios Atapuerca atentados ayuda humanitaria Bagdad Bahrein Ban Ki-moon Banco Central Chipre Banco Mundial Bancos Bangladesh Beatriz Benedicto XVI Berlin Bin Laden Bosnia bpmacias Bradley Manning Brasil Bulgaria Bush cambio climatico Camerun Camp David campamentos campaña de comunicacion Canal de Panama Caracas Carreteras carta Caso Couso catastrofes Caucaso censura Ceuta Chad Chile china Chipre CIA ciencia cierre de gobierno Civio CNT colaboración colaboraciones Colombia Coltan Comandante en Jefe Comision Europea confianza Conflicto Congo consumo Cooperacion coran Corea del Norte Corea del Sur Costa Rica Crimea criminalidad crisis crisis internacional CSS Cuadernos OM Cuerno de Africa cultura Cyprus DDHH defensa deflaccion democracia Democratas deporte derechos humanos desalambre desarrollo Destacado Dia mundial del refugiado DiegoG Dilma Rousseff Dimitri Christofias Dinamarca diplomacia internacional directo Economia educacion Educación Edward Snowden EE UU EEUU EEUU 2012 EFE Egipto ejercito Ejército Islámico de Irak y del Levante ejercito libre de siria el orden mundial El Salvador elcontrapunto eldiario.es elecciones elecciones 2015 elecciones 2016 elecciones Alemania elinquirer elpais Empresarios Eniola Ani Anthony Entrevista equipo Erdogan escandalos esclavos esnoticia España Especial Haiti 2014 Especial: Elecciones EEUU 2012 Especial: minerales codiciados Especiales Especiales2 Especiales3 Especiales4 espionaje Estados Unidos Eurobarometro Europa eurozona FARC Ferguson Fernando Haddad Festiclown filtraciones Folha de São Paulo fotoreportaje Francia Franco Delle Donne Frente Polisario futbol G7 G8 Gas Sarin gate Gaza Geodomination geopolitica German Gezi Ginebra Global Voices Globalizacion gobierno de izquierdas golpe de estado Grecia Grecia2015 Guantanamo Guatemala guerra civil Guerra Fria Guerra Mundial guerras Guinea Bissau Guinea Ecuatorial guinguinbal guinguinbali Haiti Hamas hambre Hasan Rohani Hemisferio Zero Hezbollah Himno historia honduras Hong Kong Huelga Huracan iarnoticias Ibex35 IEEE igualdad IIIGM Informacion Sensible informe InFronteras Inglaterra inmigracion Interferencias internet intervencion Iolanda Fresnillo Irak Iran ISAF ISIS Islam Israel Italia IU Ivan Bomfim izquierda jaime Japon Javier Espinosa Jeb Bush jordi perez colome Jorge Bergoglio Jose Couso José Dirceu Juan Luis Palmes judios Juegos Olímpicos justicia justicia universal Kazakhstan Kenia kirchner Kosovo lacuestion Laiki Bank lamirada lamiradademikel Lampedusa Laura Fernandez laverdadmentirosa Libano libertad de prensa Libia Liga Arabe Londres LorenaA Luis Luis Calderon Lula da Silva Magreb Mali Mandela manifestaciones Manuel Freytas Marc Margiendas Margaret Thatcher mariarado Marruecos Materia Medios Mensalão MercoSUR Merkel Mexico Michael Brown Miguel Ángel Ballesteros mikel militar minerales Miradas de Internacional Morsi Mozambique MSF Mubarak muerte mujeres Mundial de Brasil Mundo nacionalidad Namibia narcotrafico Nigeria niños Noruega noticias NSA Nueva York nuevos medios Obama obama world obras Obriang occupyGezi Oklahoma Olga Rodriguez ONG ONU Opinion Opinión oriente es proximo Oriente Medio Ormuz OTAN Pablo paises desarrollados Pakistan Palestina Papa Paraguay parlamento Partido de los Trabajadores pasaporteelectoral pena de muerte Periodismo Petroleo PIB pirateria plan nuclear Pobreza Podemos Politica Politica Critica politikon Pontificado Portada precio Premio Nobel prensa Primavera árabe PRISM privacidad produccion protestas sociales PSOE PT Puertos Putin Queralt Castillo Rajoy redes redes sociales referendum refugiados Reino Unido religion Reportaje Republica Centroafricana Republicanos Rescate revista Revolucion Verde Revotution revueltas Ricardo Garcia Vilanova Roma Romney RSF Ruanda Ruben Calleja Rui Falcão Rumania Rusia Sacyr Sahara SaraV Sebastopol secuestro seguridad seguridad nacional separatismo serie Servia Sesion de Control Sinasefe Sindicatos Siria sociedad soldado Somalia Sonkyong Statu Quo Diplamatico Sudafrica Sudan suicidio Syriza taksim Tecnologia Terremoto Territorios ocupados terrorismo Tertulia infinita the guardian the new yorker Timochenko Tokio Tokyo tornado torturas Transporte Tribunal Supremo Tripoli Tunez Turquia Twitter Ucrania UE Ultima Fila ultima hora ultraderecha Unasur unexp union europea Unión Europea Universidad URSS Uruguay Vaticano Veja Venezuela Veteranos de guerra Victor Yanukóvich video Wikileaks Yaser Arafat Yemen yihadistas youtube Yulia Timoshenko Zaatari Zinbabwe zoomnews
false
ltr
item
Infronteras: Refugiados de lujo y de miseria [3]
Refugiados de lujo y de miseria [3]
http://msur.es/wp-content/uploads/2013/05/zaatari-carretilla.jpg
Infronteras
http://www.infronteras.com/2013/06/refugiados-de-lujo-y-de-miseria-3.html
http://www.infronteras.com/
http://www.infronteras.com/
http://www.infronteras.com/2013/06/refugiados-de-lujo-y-de-miseria-3.html
true
7684654274909764296
UTF-8
Not found any posts Ver todo Leer más Contestar Cancelar Suprimir Por Inicio Páginas Artículos Ver todo Recomendado para ti Etiquetas Archivo Buscar No se ha encontrado ningún artículo Volver a inicio Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado D L M X J V S Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio July Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre Jan Feb Mar Apr May Jun Jul Aug Sep Oct Nov Dec ahora hace un minuto Hace $$1$$ minutos Hace 1 hora $$1$$ hours ago Ayer Hace $$1$$ días Hace $$1$$ semanas hace más de 5 semanas