Archive Pages Design$type=blogging

Cómo va la transición egipcia en diez puntos

Jordi Pérez Colomé | Obama World // Cairo, Egipto.- Acabo de estar diez días en Cairo. He venido a ver cómo iba la transición. Aquí lo cu...

Jordi Pérez Colomé |

Obama World // Cairo, Egipto.- Acabo de estar diez días en Cairo. He venido a ver cómo iba la transición. Aquí lo cuento en diez puntos. Para quien lo quiera en tres adjetivos: lenta, imprevisible pero prometedora.

1. La ilusión ha desaparecido. “Me preocupa qué pensarán de nosotros las próximas generaciones, nos dirán que no hicimos suficiente, que fuimos a la plaza para conseguir unos objetivos -derechos humanos, menos pobreza, menos corrupción- y solo hemos complicado las cosas”, me dice una activista que estuvo en Tahrir y que hoy trabaja en un partido político en la oposición.

Es una lección para los revolucionarios del siglo XXI: cambiar el mundo es difícil. Un objetivo claro -el fin de un régimen- ayuda, pero cambiar a toda la población requiere que se mueran, generaciones. Ahora la preocupación es que no vaya a peor. La revuelta no ha perdido su aura histórica. Nadie esconde haber participado.

Pero no ha ocurrido un milagro: Egipto no es una democracia rica. La decepción es parecida -salvando las distancias- a la que he visto en seguidores de Obama. El mundo siempre cambia despacio. Esto no significa que todos vean un beneficio evidente -la libertad es mayor- e intuyan prometedor el futuro lejano.

2. La crisis es enorme. En la zona turística copta de Mar Girgis, en Cairo, un tendero que vende cachivaches viejos se queja: “En estos meses a veces he pasado 20 días sin vender nada. Nada”. Encima de los trastos tiene un pasquín de la campaña Tamarud (“Rebelión”, “Rebélate”). Es un grupo de que jóvenes que reúnen firmas para lograr más de los votos que obtuvo Morsi. Le pedirán que se vaya con una mani el 30 de junio en Tahrir.

rebel

El tendero reconoce que ha firmado por desesperación, dice; duda en decírmelo porque cree que a mí no me gusta o no está bien: “Pero es que el país no puede seguir así, no puedo salir a la calle con mi familia”. Sus aspiraciones son solo económicas y de seguridad. Quiere que se vaya Morsi y en las elecciones gane alguien como Ahmed Shafik, el candidato de los pro Mubarak en las presidenciales.

La prioridad del tendero y de muchos como él es la estabilidad y el crecimiento. La democracia no es una prioridad para los millones de egipcios que viven bajo el umbral de la pobreza. Ni el islam político ni la oposición laica van a triunfar así. La inversión extranjera está al peor nivel desde principios de los 80. En el Guardian se atrevieron a compararla en el titular a la crisis de los 30.

3. La crisis institucional. Los políticos egipcios no han estado de momento a la altura. El Constitucional sentenció el lunes que la ley electoral que había servido para escoger a los miembros de la Shura -la cámara alta, un órgano asesor como el senado- era inconstitucional. Por el mismo motivo, el país no tiene Parlamento, cámara baja, desde hace meses.

El Constitucional también dijo que la Asamblea Constituyente había sido ilegal. La decisión no tendrá consecuencias porque la Asamblea ya se diluyó y Constitución se aprobó en referéndum en diciembre. Aunque nadie está seguro. Ese es el problema: nadie sabe bien qué puede ser y qué no. Egipto está en un momento de incertidumbre, con enormes batallas de poder, y nadie puede fiarse de las instituciones porque son sospechosas de partidismo.

Casi dos años y medio después de la revolución, nada es sólido. La Constitución se considera temporal, al presidente quieren echarle, no hay órganos legislativos hasta las próximas elecciones y el partido en el poder cree que los jueces quieren hundirles y aspira a cambiarlos. La perspectiva inmediata es difícil.

4. El peligro de la violencia. He hablado con más de 20 personas estos días en Cairo. La mayoría tenía una esperanza: si no hay violencia, saldremos adelante despacio pero bien. ¿Habrá violencia?, preguntaba. Nadie me dijo que no. Un diplomático tenía algo de esperanza porque no había habido nada grave en dos meses. Ahora hay que esperar que el 30 de junio la manifestación de Tamarod no acabe en peleas.

“La radicalización ahora puede venir por parte de izquierdistas, de la oposición”, decía el sociólogo Ziad Akl en una reunión organizada en Cairo por el Institut Europeu de la Mediterrània con unos cuantos académicos. La ausencia de violencia no solo permitiría que el debate político se relajara, sino que los empresarios y turistas que que quieren venir sientan cierta calma.

5. La pereza del ejército. La crisis institucional hace que el ejército sea la institución más valorada. Igual que muchos egipcios quisieran ver volver a un hombre fuerte sacado de la época de Mubarak, el ejército también podría ser una buena alternativa. Nadie lo ve como una opción viable, sobre todo porque los militares no quieren: tienen ya en la sombra todo el poder económico y en Defensa que necesitan. Si debieran volver a la presidencia, volverían de nuevo a la luz y los palos.

Estados Unidos parece tener la misma postura ante los líos políticos: pelearos cuanto queráis, pero no lo hagáis tan mal como para que la gente vuelva a la calle a pedir soluciones, parecen decir. Varios liberales acusan a Estados Unidos de ser condescendientes con los Hermanos Musulmanes. Las pocas ganas americanas de intervenir en este lodazal son comprensibles.

Aunque siempre puede cambiar: un tribunal egipcio acaba decondenar hoy martes a 43 trabajadores en ONG -19 americanos- a penas de cárcel de uno a cinco años por delitos administrativos. Solo 16 estaban presentes en el juicio. Han ordenado cerrar además cuatro ong internacionales, tres americanas.

6. El islamismo no se ve aún. Un temor de las elecciones del año pasado es que los Hermanos iniciaran una campaña de islamización. Aún no ha llegado, quizá porque tienen otros problemas, quizá porque no la harán o será discreta.

He oído más a menudo que la agenda de los Hermanos es más de poder que de islam. Hablé con un sacerdote copto: “Antes, con Mubarak, la situación era difícil, pero al menos podías hablar con el gobierno; ahora ni eso”. Pero no parecían desesperados, de momento: “Siempre tenemos esperanza”.

El islam político en el poder está destinado a tener problemas: si la religión obtiene su poder de Dios, se hace difícil de debatir. Pero en un Parlamento va a acabar por debatirse entre quienes se dicen sus representantes. Si ocurre eso, es que ya no es absoluta, o única. Con lo que ningún partido podrá cobijarse en su manto, aunque sí en sus valores.

En mayo hubo un secuestro de soldados egipcios en el Sinaí. Los autores fueron yihadistas en esa región, desmilitarizada por un acuerdo con Israel. Pero el presidente Morsi no quiso ordenar que fueran a por los secuestradores. El caso se cerró con la presunta liberación de todos sin que sepa muy bien cómo fue. Es otra prueba de cómo los Hermanos van a tener dificil contentar a todos si deben tomar decisiones contra presuntos terroristas cuya ideología procede del islam.

7. La cultura democrática. Egipto no solo tiene problemas económicos, institucionales y religiosos. También tiene una educación pésima. Hay montones de ejemplos. Uno de los más extendidos y marginados es el acoso a mujeres. Hablo con María Sánchez, una arabista española que vive aquí: “Desde que vivo en Cairo no ha pasado un día libre de acoso sexual: miradas, comentarios”, dice. Por eso, cuando supo que una amiga había creado Tahrir Bodyguard, se unió a ayudar.

Al principio se dedicaban a vigilar que no hubiera acoso en las manifestaciones en Tahrir. Allí se han vivido algunos de los episodios más terribles de la revolución: violaciones colectivas. Cuando las protestas empezaron a bajar, han buscado otros caminos: ahora sobre todo dan cursos para que las mujeres sepan defenderse. La clave de la defensa no es física, sino verbal y de actitud. Ante el acoso, la mujer debe responder para no ser percibida como objeto. Según María, la inmensa mayoría de veces los hombres se van o se disculpan.

Yo creía que el acoso tenía un origen en la represión de la religión. Pero María tiene otra teoría: “Los hombres, desde hace décadas, han sido despojados de la capacidad de decisión y acción por gobiernos dictatoriales. Este sentimiento de frustración personal y nacional algunos lo expresan con violencia hacia objetivos más vulnerables; en este caso las mujeres”. El acoso también puede ser política.

Las mujeres sufren esta falta de educación más que nadie, pero solo hay que intentar cruzar una calle o subir al metro para comprobar como impera la teoría de tonto el último. La tolerancia, la comprensión no es aún un valor nacional en Egipto.

8. ¡Los jóvenes, los jóvenes! Los egipcios esperan que los jóvenes lo arreglen. Los mismos jóvenes esperan que cuando llegue su turno, Egipto mejorará. Es probable. En muchas de mis conversaciones los jóvenes han dicho las cosas más sensatas: hay que esperar, hay que respetar. No sé si es del todo verdad, pero les sale más natural.

Ibrahim Gamal Eldin, de 21 años, estudia ciencia política en la Universidad Americana del Cairo. Es cofundador de The Factory, una empresa de creación de contenido digital. Tiene en la frente la típica mancha -”uva pasa”, la llaman aquí, creo- de los musulmanes devotos, que se agachan para rezar. Algunos laicos dicen que son unos exagerados y se hacen una herida para que les aparezca. Aquí se ve:

me

El discurso de Ibrahim es perfecto: la religión es privada, “es para Dios, el mundo es para los hombres”; en el gobierno deben estar los mejores, no los más religiosos: “la gente quiere avances específicos, no líderes islámicos”; la libertad de expresión debe ser total; la actividad cultural debe estar al margen de censuras. Pero esto es lo mejor: “Todo esto que te digo me lo enseñó mi madre, que es profesora de Corán y va con niqab [el velo que deja al descubierto solo los ojos]“.

Ibrahim puede exagerar algún deseo demócrata, pero no me engaña. Es además consciente: “Somos una sociedad abierta, aún no libre”. Su familia es también rara: “Pusimos todos los programas encima de la mesa y discutimos uno por uno a quién era mejor votar”. Optaron por Abul-Fotouh, un ex Hermano moderado.

La mejor noticia sobre Ibrahim es que rompe con el tópico de creyente radical; vino a la entrevista con esa camiseta de los Simpson. Critica a quienes “creen representar a los verdaderos musulmanes, que es algo que no existe”. Tiene su religión, pero es capaz de querer un futuro “civil” para Egipto. Un detalle curioso: la oposición trata ahora de eliminar la palabra “liberal” de sus programas porque connotaciones antireligiosas. Quieren empezar a usar “civil”.

20130530_105708

9. El futuro y el modelo turco. Turquía era un modelo para Egipto hasta hace unos días, antes de la revuelta en Estambul. Pero hay más diferencias. En Egipto el partido de los Hermanos Musulmanes era el mejor preparado, pero depende de una organización secreta. He oído a bastantes musulmanes molestos con ese secretismo o con la sensación de que quieren quedarse con el país.

Hay quien les acusa de poner por delante su identidad musulmana o árabe por delante de la egipcia. Muchos egipcios me han dicho una variante de esta frase: “Yo no soy salafista, ni Hermano ni nada, soy musulmán”. Si alguien quiere oír la explicación en árabe que me dio un taxista, la colguéaquí.

Es como si en España mandara el partido de un grupo como el Opus Dei, reconocido pero discreto. Habría suspicacias. Aquí también las hay. Esa es una diferencia con el modelo turco. Otra es el papel de los salafistas, que aquí son enormes y no se llevan siempre bien con los Hermanos. Pero quizá los únicos que quieren un sistema parecido al turco sean los mismos Hermanos, donde ganan elección tras elección y hacen lo que quieren con el país. En Egipto lo tendrán más difícil. Ganarán por organización las próximas legislativas, pero en las presidenciales en tres años dependerá mucho de los candidatos. Si no fuera por la falta de organización en el Egipto rural, hay espacio para un partido musulmán liberal que le quite votos a los Hermanos por el centro.

10. Las transiciones duran décadas. Hace un año y medio escribí unpost como este: “La transición egipcia en diez puntos”. El penúltimo punto era “Egipto se vuelve aburrido”. Así ha sido. Hay y habrá picos de interés, pero una transición es más confusa que una revolución.

Los periodistas somos los primeros en saberlo: hoy interesa más Turquía que Egipto; es más fácil de contar y de seguir. Así será en los próximos años. Si no hay sobresaltos enormes, el veredicto de las revueltas árabes de 2011 pertenece ya a la historia.

Originalmente publicado en obamaworld.es

COMMENTS

Nombre

#randompost 11S A Orfao acido ACNUR Adriana Adufes Aeropuertos Afganistán Africa agresion ahmadineyad Al Assad Al Jazeera Al Qaeda Alejandro Alvargonzález Alemania Aloizio Mercadante America America Latina analisis Andes Angola anonymous ANP apm Apple Argelia Argentina armas nuclares armas quimicas Asad Asia asuntospropios Atapuerca atentados ayuda humanitaria Bagdad Bahrein Ban Ki-moon Banco Central Chipre Banco Mundial Bancos Bangladesh Beatriz Benedicto XVI Berlin Bin Laden Bosnia bpmacias Bradley Manning Brasil Bulgaria Bush cambio climatico Camerun Camp David campamentos campaña de comunicacion Canal de Panama Caracas Carreteras carta Caso Couso catastrofes Caucaso censura Ceuta Chad Chile china Chipre CIA ciencia cierre de gobierno Civio CNT colaboración colaboraciones Colombia Coltan Comandante en Jefe Comision Europea confianza Conflicto Congo consumo Cooperacion coran Corea del Norte Corea del Sur Costa Rica Crimea criminalidad crisis crisis internacional CSS Cuadernos OM Cuerno de Africa cultura Cyprus DDHH defensa deflaccion democracia Democratas deporte derechos humanos desalambre desarrollo Destacado Dia mundial del refugiado DiegoG Dilma Rousseff Dimitri Christofias Dinamarca diplomacia internacional directo Economia educacion Educación Edward Snowden EE UU EEUU EEUU 2012 EFE Egipto ejercito Ejército Islámico de Irak y del Levante ejercito libre de siria el orden mundial El Salvador elcontrapunto eldiario.es elecciones elecciones 2015 elecciones 2016 elecciones Alemania elinquirer elpais Empresarios Eniola Ani Anthony Entrevista equipo Erdogan escandalos esclavos esnoticia España Especial Haiti 2014 Especial: Elecciones EEUU 2012 Especial: minerales codiciados Especiales Especiales2 Especiales3 Especiales4 espionaje Estados Unidos Eurobarometro Europa eurozona FARC Ferguson Fernando Haddad Festiclown filtraciones Folha de São Paulo fotoreportaje Francia Franco Delle Donne Frente Polisario futbol G7 G8 Gas Sarin gate Gaza Geodomination geopolitica German Gezi Ginebra Global Voices Globalizacion gobierno de izquierdas golpe de estado Grecia Grecia2015 Guantanamo Guatemala guerra civil Guerra Fria Guerra Mundial guerras Guinea Bissau Guinea Ecuatorial guinguinbal guinguinbali Haiti Hamas hambre Hasan Rohani Hemisferio Zero Hezbollah Himno historia honduras Hong Kong Huelga Huracan iarnoticias Ibex35 IEEE igualdad IIIGM Informacion Sensible informe InFronteras Inglaterra inmigracion Interferencias internet intervencion Iolanda Fresnillo Irak Iran ISAF ISIS Islam Israel Italia IU Ivan Bomfim izquierda jaime Japon Javier Espinosa Jeb Bush jordi perez colome Jorge Bergoglio Jose Couso José Dirceu Juan Luis Palmes judios Juegos Olímpicos justicia justicia universal Kazakhstan Kenia kirchner Kosovo lacuestion Laiki Bank lamirada lamiradademikel Lampedusa Laura Fernandez laverdadmentirosa Libano libertad de prensa Libia Liga Arabe Londres LorenaA Luis Luis Calderon Lula da Silva Magreb Mali Mandela manifestaciones Manuel Freytas Marc Margiendas Margaret Thatcher mariarado Marruecos Materia Medios Mensalão MercoSUR Merkel Mexico Michael Brown Miguel Ángel Ballesteros mikel militar minerales Miradas de Internacional Morsi Mozambique MSF Mubarak muerte mujeres Mundial de Brasil Mundo nacionalidad Namibia narcotrafico Nigeria niños Noruega noticias NSA Nueva York nuevos medios Obama obama world obras Obriang occupyGezi Oklahoma Olga Rodriguez ONG ONU Opinion Opinión oriente es proximo Oriente Medio Ormuz OTAN Pablo paises desarrollados Pakistan Palestina Papa Paraguay parlamento Partido de los Trabajadores pasaporteelectoral pena de muerte Periodismo Petroleo PIB pirateria plan nuclear Pobreza Podemos Politica Politica Critica politikon Pontificado Portada precio Premio Nobel prensa Primavera árabe PRISM privacidad produccion protestas sociales PSOE PT Puertos Putin Queralt Castillo Rajoy redes redes sociales referendum refugiados Reino Unido religion Reportaje Republica Centroafricana Republicanos Rescate revista Revolucion Verde Revotution revueltas Ricardo Garcia Vilanova Roma Romney RSF Ruanda Ruben Calleja Rui Falcão Rumania Rusia Sacyr Sahara SaraV Sebastopol secuestro seguridad seguridad nacional separatismo serie Servia Sesion de Control Sinasefe Sindicatos Siria sociedad soldado Somalia Sonkyong Statu Quo Diplamatico Sudafrica Sudan suicidio Syriza taksim Tecnologia Terremoto Territorios ocupados terrorismo Tertulia infinita the guardian the new yorker Timochenko Tokio Tokyo tornado torturas Transporte Tribunal Supremo Tripoli Tunez Turquia Twitter Ucrania UE Ultima Fila ultima hora ultraderecha Unasur unexp union europea Unión Europea Universidad URSS Uruguay Vaticano Veja Venezuela Veteranos de guerra Victor Yanukóvich video Wikileaks Yaser Arafat Yemen yihadistas youtube Yulia Timoshenko Zaatari Zinbabwe zoomnews
false
ltr
item
Infronteras: Cómo va la transición egipcia en diez puntos
Cómo va la transición egipcia en diez puntos
http://www.obamaworld.es/wp-content/uploads/rebel-460x258.jpeg
Infronteras
http://www.infronteras.com/2013/06/como-va-la-transicion-egipcia-en-diez.html
http://www.infronteras.com/
http://www.infronteras.com/
http://www.infronteras.com/2013/06/como-va-la-transicion-egipcia-en-diez.html
true
7684654274909764296
UTF-8
Not found any posts Ver todo Leer más Contestar Cancelar Suprimir Por Inicio Páginas Artículos Ver todo Recomendado para ti Etiquetas Archivo Buscar No se ha encontrado ningún artículo Volver a inicio Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado D L M X J V S Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio July Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre Jan Feb Mar Apr May Jun Jul Aug Sep Oct Nov Dec ahora hace un minuto Hace $$1$$ minutos Hace 1 hora $$1$$ hours ago Ayer Hace $$1$$ días Hace $$1$$ semanas hace más de 5 semanas