Archive Pages Design$type=blogging

Los tuaregs parten Mali

Los tuaregs no saben cultivar la tierra, han sido siempre un pueblo nómada ganadero, aunque sus mayores detractores afirman que ni siqu...


Los tuaregs no saben cultivar la tierra, han sido siempre un pueblo nómada ganadero, aunque sus mayores detractores afirman que ni siquiera saben cuidar del ganado, sus esclavos lo hacen. Han vivido siempre en el desierto, controlando las rutas que sortean las inútiles fronteras trazadas con escuadra y cartabón por los colonizadores occidentales sobre las arenas del Sáhara. Llevan guerreando contra aquellos que pretenden imponerles un Estado desde que comenzó la descolonización en el África Occidental, pero ahora, por primera vez, han conseguido dominar por la fuerza una parte del desierto maliense y proclamar un Estado secesionista independiente, el Azawad.
Mapa de Mali con el Azawad (al norte) remarcado (Wikipedia)
Si bien los tuaregs se extienden por varios estados a lo largo de la franja saheliana y el Sahara, el recién proclamado Estado de Azawad ha fijado como propias las fronteras septentrionales de Mali, partiendo literalmente en dos a la ex colonia francesa. La insurrección tuareg, una más dentro del conflicto que se ha ido desarrollando intermitentemente desde los años 60, ha provocado una crisis política dinamitada por el golpe de Estado llevado a cabo por oficiales de medio rango el 21 de marzo.
Para la periodista Fátima Valcárcel, presente en Mali durante el alzamiento militar, habría que hablar más bien de un “amotinamiento de suboficiales, que acabó degenerando en un golpe militar”. El hartazgo por el regreso del interminable conflicto con los tuaregs y por la corrupción endémica del gobierno del entonces presidente Amadou Tounami Touré (ATT), hizo que gran parte de la población del sur celebrara el golpe liderado por el capitán Amadou Sanogo. “La población celebraba la posibilidad de una regeneración del sistema porque las próximas elecciones se veían como más de lo mismo”, afirma Valcárcel en referencia a la cita electoral que iba a tener lugar el 29 de abril y a la que ATT no iba a presentarse.
Los golpistas actuaban fundamentalmente motivados por lo que consideraban nula implicación por parte de ATT en la lucha que mantenía el maltrecho ejército maliense frente a las milicias tuaregs en el norte del país. Además se sentían la mano ejecutora de lo que la amplia mayoría de la población deseaba: la caída de ATT.
Mientras esto tenía lugar en Bamako, las milicias tuaregs ganaban terreno imparablemente, en buena medida gracias a la deserción de las tropas lideradas por el coronel mayor Gamou, un tuareg que había conseguido ascender en el ejército maliense tras las reformas que sucedieron a la guerra civil de la primera década de los 90. Tras la toma de Tombuctú, el 1 de abril, anunciaron el fin de su ofensiva y proclamaron la independencia del Azawad.

Los actores del conflicto

Los tuaregs

Tras una tentativa frustrada de construir un estado propio en pleno proceso de descolonización, los tuaregs quedaron repartidos por los diferentes países que se formaron en el antiguo territorio colonial francés en África Occidental. Desde entonces han protagonizado hasta cuatro grandes insurrecciones, inicialmente reclamando mayores cotas de autonomía en sus respectivos estados, hasta esta ocasión en la que han llevado la revuelta hasta sus últimas consecuencias.
Durante las anteriores tentativas armadas, los tuaregs fueron derrotados por un ejército mejor armado y más numeroso, pero en esta ocasión las armas procedentes de la Guerra de Libia han desequilibrado la balanza a favor de los nómadas del Sahara. El regreso de las tropas tuaregs que nutrían el ejército de Gadafi, armadas y entrenadas con mucha más eficiencia que el ejército de Mali, propició la creación de Movimiento Nacional de Liberación del Azawad (MNLA) en octubre del pasado año, con el objetivo de lanzar una ofensiva final para obtener la independencia que comenzó en enero.
A este elemento se añade el factor yihadista, también ausente en las otras tres insurrecciones tuaregs precedentes. Milicianos de la organización Ansar Dine, de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) y de la escisión de esta última, el Movimiento para la Unidad del Yihad en África Occidental (MUYAO), habrían tenido un papel protagonista en los enfrentamientos armados, hasta el punto de que el MNLA les cedió el privilegio de tomar Tombuctú donde se aplicó la sharía y las banderas negras de Al Qaeda ondearon en los minaretes. A pesar de haber combatido hombro con hombro con el MNLA, sus objetivos son bien distintos ya que los islamistas ni siquiera se muestran abiertamente partidarios de la independencia del Azawad y luchan por la aplicación de la ley islámica en todo Mali. En cualquier caso, estaríamos hablando de un número bastante reducido de combatientes. Según estimaciones malienses, unos mil milicianos a los que hay que sumar las tropas desertoras lideradas por Ghamou que se unieron a los sublevados.

Los golpistas

Los golpistas, por su parte, están liderados por el capitán Amadou Sanogo, que recibió entrenamiento militar en Estados Unidos. Son un compendio de oficiales de rango medio, lo que les ha permitido presentarse como cercanos a los intereses del pueblo, y han establecido como órgano de gestión el Comité Nacional para la Restauración de la Democracia y el Estado. Sus intenciones son aparentemente las de servir de bisagra en una transición hacia un nuevo gobierno, aunque no hay fechas fijas y los pasos en esa dirección están siendo escasos y dubitativos. Ante las presiones internacionales, Sanogo nombró un gobierno civil liderado por Dioncounda Traoré, pero los militares siguen manteniendo el control del Estado. En las últimas semanas han tenido lugar varias detenciones de miembros del anterior ejecutivo. El ex presidente ATT ha podido salir del país.

La sociedad civil

“La sociedad civil maliense está muy movilizada, pero también enfrentada”, comenta Valcárcel. El sentimiento de rechazo a la figura de ATT era generalizado, pero la forma en la que se ha producido la caída ha provocado indignación a unos y alegría a la mayoría. Un maliense que ha vivido los acontecimientos desde el país y que ha preferido mantenerse en el anonimato, da una muestra de cómo está viviendo buena parte de la sociedad el golpe militar. A través de un mail, da su punto de vista sobre el alzamiento: “Hay que romper con el pasado y hace borrón y cuenta nueva. Esta fue la razón del golpe que fue muy bien recibida por el pueblo maliense, a diferencia de la comunidad internacional que no sabe diferenciar entre buenos y malos golpes de estado” y apostilla: “El golpe de Mali fue la extensión de la primavera de los árabes al sur del Sahara”.

Las potencias extranjeras

Otro de los factores que han sumado adeptos al golpe militar ha sido el rumor de que Francia habría llegado a un acuerdo con el MLNA para la explotación del petróleo que supuestamente se encontraría en el norte de Mali. Algo lógicamente indemostrable, pero que ha encendido el espíritu nacionalista maliense y el recelo hacia la antigua metrópolis. El ministro de Exteriores francés, Alain Juppé, se vio obligado a dar explicaciones después de que el Ejecutivo francés se reuniera con miembros del MNLA en Orly, tras el comienzo de la rebelión. Según Juppé las intenciones de Francia eran las de hacer el papel de mediador en el conflicto.
La cuestión de la explotación de los recursos naturales localizados en el norte de Mali podría llegar a situar en posiciones enfrentadas a Francia y Estados Unidos. Durante el gobierno de ATT las concesiones de explotación de recursos se hicieron en perjuicio de Francia, cuyas multinacionales no obtuvieron ninguna concesión para realizar prospecciones. La nueva situación abre nuevas oportunidades y el pretexto del avance del islamismo podría ocultar intereses puramente económicos. A pesar de todo, Francia se ha mantenido bastante contemplativa, algo lógico al encontrarse inmersa en un proceso electoral, tiempo siempre poco propicio para aventuras de incierto resultado.
Estados Unidos, al contrario que Francia, tiene tropas sobre el terreno. Ha tenido, hasta lo que se sabe, una base militar en Gao y también ha mantenido mejores relaciones con Mali en los últimos años. El hecho de que Sanogo fuera entrenado por EEUU le ha valido un apoyo soterrado y sin demasiada implicación por parte de Washington, por la propia naturaleza improvisada del golpe y por sus protagonistas.

La CEDEAO

La organización regional de África Occidental ha anunciado el envío de un contingente de unos 3000 soldados a la zona, aunque el objetivo de la operación es más bien incierto. La fuente anónima maliense anteriormente citada baraja varias opciones: “No está claro cuál es su objetivo. O amenazar a los militares de bajo nivel por haber hecho el golpe o posiblemente ayudar en el norte, pero los militares malienses no quieren tropas sino que piden armas y logística”. Por otra parte, el teatro de operaciones es realmente complejo. Un territorio enorme y desértico que hace muy complicada una ofensiva con los medios con los que podrían contar las tropas de la CEDEAO.

Resolución del conflicto

En los primeros días se vio claro que el golpe militar no iba a contar con ningún respaldo internacional lo que obligó a los militares a nombrar a un nuevo presidente y sentarse a negociar para ir definiendo el proceso de transición. Curiosamente cuando la negociación parecía avanzar por el buen camino, las CEDEAO, reunida en Dakar, acabó por dinamitarla al imponer un embargo total sobre el país hasta la salida de los militares.
La situación se encuentra en un punto muerto. Los militares están dando pasos, como el nombramiento de un ejecutivo de transición, pero su abandono definitivo del poder no llegará mientras no se les ofrezca una salida que pase por su inmunidad. El norte está perdido militarmente para el Estado maliense y la vía de la negociación totalmente supeditada a la única exigencia que tienen los tuaregs en este momento: la independencia del Azawad. Para Valcárcel “la posibilidad de negociar mayores cuotas de autonomía con los tuaregs se podría haber perdió en los 90. Ahora no sólo hay que negociar con los tuaregs y la presencia de los otros grupos que operan en la zona lo complica todo mucho”.

COMMENTS

Nombre

#randompost 11S A Orfao acido ACNUR Adriana Adufes Aeropuertos Afganistán Africa agresion ahmadineyad Al Assad Al Jazeera Al Qaeda Alejandro Alvargonzález Alemania Aloizio Mercadante America America Latina analisis Andes Angola anonymous ANP apm Apple Argelia Argentina armas nuclares armas quimicas Asad Asia asuntospropios Atapuerca atentados ayuda humanitaria Bagdad Bahrein Ban Ki-moon Banco Central Chipre Banco Mundial Bancos Bangladesh Beatriz Benedicto XVI Berlin Bin Laden Bosnia bpmacias Bradley Manning Brasil Bulgaria Bush cambio climatico Camerun Camp David campamentos campaña de comunicacion Canal de Panama Caracas Carreteras carta Caso Couso catastrofes Caucaso censura Ceuta Chad Chile china Chipre CIA ciencia cierre de gobierno Civio CNT colaboración colaboraciones Colombia Coltan Comandante en Jefe Comision Europea confianza Conflicto Congo consumo Cooperacion coran Corea del Norte Corea del Sur Costa Rica Crimea criminalidad crisis crisis internacional CSS Cuadernos OM Cuerno de Africa cultura Cyprus DDHH defensa deflaccion democracia Democratas deporte derechos humanos desalambre desarrollo Destacado Dia mundial del refugiado DiegoG Dilma Rousseff Dimitri Christofias Dinamarca diplomacia internacional directo Economia educacion Educación Edward Snowden EE UU EEUU EEUU 2012 EFE Egipto ejercito Ejército Islámico de Irak y del Levante ejercito libre de siria el orden mundial El Salvador elcontrapunto eldiario.es elecciones elecciones 2015 elecciones 2016 elecciones Alemania elinquirer elpais Empresarios Eniola Ani Anthony Entrevista equipo Erdogan escandalos esclavos esnoticia España Especial Haiti 2014 Especial: Elecciones EEUU 2012 Especial: minerales codiciados Especiales Especiales2 Especiales3 Especiales4 espionaje Estados Unidos Eurobarometro Europa eurozona FARC Ferguson Fernando Haddad Festiclown filtraciones Folha de São Paulo fotoreportaje Francia Franco Delle Donne Frente Polisario futbol G7 G8 Gas Sarin gate Gaza Geodomination geopolitica German Gezi Ginebra Global Voices Globalizacion gobierno de izquierdas golpe de estado Grecia Grecia2015 Guantanamo Guatemala guerra civil Guerra Fria Guerra Mundial guerras Guinea Bissau Guinea Ecuatorial guinguinbal guinguinbali Haiti Hamas hambre Hasan Rohani Hemisferio Zero Hezbollah Himno historia honduras Hong Kong Huelga Huracan iarnoticias Ibex35 IEEE igualdad IIIGM Informacion Sensible informe InFronteras Inglaterra inmigracion Interferencias internet intervencion Iolanda Fresnillo Irak Iran ISAF ISIS Islam Israel Italia IU Ivan Bomfim izquierda jaime Japon Javier Espinosa Jeb Bush jordi perez colome Jorge Bergoglio Jose Couso José Dirceu Juan Luis Palmes judios Juegos Olímpicos justicia justicia universal Kazakhstan Kenia kirchner Kosovo lacuestion Laiki Bank lamirada lamiradademikel Lampedusa Laura Fernandez laverdadmentirosa Libano libertad de prensa Libia Liga Arabe Londres LorenaA Luis Luis Calderon Lula da Silva Magreb Mali Mandela manifestaciones Manuel Freytas Marc Margiendas Margaret Thatcher mariarado Marruecos Materia Medios Mensalão MercoSUR Merkel Mexico Michael Brown Miguel Ángel Ballesteros mikel militar minerales Miradas de Internacional Morsi Mozambique MSF Mubarak muerte mujeres Mundial de Brasil Mundo nacionalidad Namibia narcotrafico Nigeria niños Noruega noticias NSA Nueva York nuevos medios Obama obama world obras Obriang occupyGezi Oklahoma Olga Rodriguez ONG ONU Opinion Opinión oriente es proximo Oriente Medio Ormuz OTAN Pablo paises desarrollados Pakistan Palestina Papa Paraguay parlamento Partido de los Trabajadores pasaporteelectoral pena de muerte Periodismo Petroleo PIB pirateria plan nuclear Pobreza Podemos Politica Politica Critica politikon Pontificado Portada precio Premio Nobel prensa Primavera árabe PRISM privacidad produccion protestas sociales PSOE PT Puertos Putin Queralt Castillo Rajoy redes redes sociales referendum refugiados Reino Unido religion Reportaje Republica Centroafricana Republicanos Rescate revista Revolucion Verde Revotution revueltas Ricardo Garcia Vilanova Roma Romney RSF Ruanda Ruben Calleja Rui Falcão Rumania Rusia Sacyr Sahara SaraV Sebastopol secuestro seguridad seguridad nacional separatismo serie Servia Sesion de Control Sinasefe Sindicatos Siria sociedad soldado Somalia Sonkyong Statu Quo Diplamatico Sudafrica Sudan suicidio Syriza taksim Tecnologia Terremoto Territorios ocupados terrorismo Tertulia infinita the guardian the new yorker Timochenko Tokio Tokyo tornado torturas Transporte Tribunal Supremo Tripoli Tunez Turquia Twitter Ucrania UE Ultima Fila ultima hora ultraderecha Unasur unexp union europea Unión Europea Universidad URSS Uruguay Vaticano Veja Venezuela Veteranos de guerra Victor Yanukóvich video Wikileaks Yaser Arafat Yemen yihadistas youtube Yulia Timoshenko Zaatari Zinbabwe zoomnews
false
ltr
item
Infronteras: Los tuaregs parten Mali
Los tuaregs parten Mali
http://www.lacuestion.es/wp-content/uploads/2012/04/azawad-178x170.jpg
Infronteras
http://www.infronteras.com/2012/06/los-tuaregs-parten-mali_20.html
http://www.infronteras.com/
http://www.infronteras.com/
http://www.infronteras.com/2012/06/los-tuaregs-parten-mali_20.html
true
7684654274909764296
UTF-8
Not found any posts Ver todo Leer más Contestar Cancelar Suprimir Por Inicio Páginas Artículos Ver todo Recomendado para ti Etiquetas Archivo Buscar No se ha encontrado ningún artículo Volver a inicio Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado D L M X J V S Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio July Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre Jan Feb Mar Apr May Jun Jul Aug Sep Oct Nov Dec ahora hace un minuto Hace $$1$$ minutos Hace 1 hora $$1$$ hours ago Ayer Hace $$1$$ días Hace $$1$$ semanas hace más de 5 semanas